Recetas

Risotto de boletus

    ¿El secreto para un buen risotto?

    Muchos se preguntan cómo preparar el risotto más delicioso y sorprender a familiares o amigos en casa. Para ello es clave seleccionar la variedad de arroz correcta. También es importante prestar atención a la forma en que se añade el caldo durante la cocción, o al momento exacto en el que se debe añadir el queso parmesano y la mantequilla al arroz. Como verás, estos pequeños detalles marcan la diferencia cuando quieres preparar un auténtico risotto italiano.

    Para lograr la textura cremosa característica del risotto, debes cocinar tu plato con el grano apropiado: Arroz Arborio de Scotti. Este tipo de grano es capaz de absorber todos los sabores de los ingredientes que acompañan la receta, sin perder su textura. Así, el resultado final no dejará indiferente a ninguno de los comensales.

    Tal y como adelantamos, además de la variedad de arroz, es importante que el caldo se incorpore caliente,  poco a poco, de manera que los granos puedan absorber el líquido progresivamente. La clave está en remover vigorosamente y verter una nueva toma de caldo, cuando se haya absorbido la anterior.

    Pon estos trucos a prueba y disfruta de esta rica receta de Risotto de boletus.

    risotto-de-boletus-con-parmesano-y-arroz-arborio

    Ingredientes

    • 1 taza de Arroz Arborio para risotto de Scotti

    • 4 boletus medianos

    • 1 chalota

    • 1,5 l de caldo de verduras

    • 100 g de queso parmesano

    • 30 g de mantequilla

    • Aceite de oliva virgen extra

    • Sal y pimienta al gusto

    • Perejil picado o rúcula para decorar

    Elaboración

    setas-boletus-y-arroz-arborio-scotti

    1. Limpia los boletus y corta en láminas finas. Reserva.
    2. Pela la chalota y córtala en trozos pequeños.
    3. En una sartén mediana, calienta un poco de aceite de oliva y sofríe la chalota junto a  los boletus.
    4. Incorpora el arroz arborio y remueve con suavidad hasta incorporar con el resto de ingredientes.
    5. Vierte un cazo de caldo caliente, sin dejar de remover vigorosamente. El arroz debe cocinarse a fuego medio.
    6. Añade el caldo, poco a poco, esperando a que se absorba antes de incorporar otra toma de líquido.
    7. Una vez el risotto tenga la textura deseada, retira la sartén del fuego y añade mantequilla y queso parmesano, sin dejar de remover.
    8. Prueba el arroz, y corrige el sabor con sal y pimienta al gusto.
    9. Sirve caliente y decora con queso parmesano en lascas o rallado, perejil fresco finamente picado u hojas de rúcula.