Recetas

Risotto de espárragos

    El Risotto de espárragos que te proponemos en esta receta, al igual que ocurre con el resto de risottos, queda mejor si lo cocinas y lo sirves recién hecho. Como sabrás, este plato italiano tradicional se debe preparar y comer inmediatamente porque, de esta forma, se sirve caliente, con el arroz al dente, y la textura cremosa y suave característica del risotto.

    Los espárragos y el queso parmesano, son dos de los ingredientes más tradicionales para preparar un risotto auténtico, que recuerde a la zona de Lombardía. Si quieres que tu plato tenga una consistencia cremosa, sigue el paso a paso de la receta y asegúrate de escoger un grano con las características adecuadas. El arroz para risotto debe ser rico en almidón y capaz de absorber el vino y el caldo caliente. Te recomendamos probar esta receta con arroz Arborio o Carnaroli de Scotti.

    Puedes cocinar esta receta con caldo de pollo o de verduras. Si decides preparar un caldo casero de verduras, puedes aprovechar la parte inferior de los espárragos. Aunque sea una parte que normalmente se desecha, está llena de sabor. Prepara suficiente caldo y utilízalo para preparar este risotto y para probar otra rica receta vegetariana: Risotto verde al pesto.

    risotto-de-esparrágos-trigueros

    Ingredientes

    • 1 1/2 tazas de arroz para risotto de Scotti
    • Manojo de espárragos trigueros, frescos
    • 4 tazas de caldo de pollo o verduras
    • 3 cucharas de Aceite de oliva virgen extra
    • 2 cucharadas de postre de mantequilla
    • 1 cebolla o cebolleta
    • 1/4 taza de vino blanco seco
    • 1/2 taza de queso parmesano rallado
    • Ralladura de limón
    • Sal
    • Pimienta negra

    Elaboración

    ingredientes-para-un-risotto-de-espárragos-trigueros

    1. Lava los espárragos trigueros y corta su parte inferior.
    2. Corta la cebolla y el ajo muy finos.
    3. Añade el aceite y la mantequilla a la sartén y calienta hasta que ambos se fundan.
    4. Agrega la cebolla y sofríe en la mantequilla y el aceite hasta que se empiecen a dorar.
    5. Vierte el vino sobre las cebollas y espera a que se evapore el alcohol.
    6. Incorpora el arroz para risotto a la sartén y remueve hasta tostar ligeramente los granos.
    7. Sazona con sal y pimienta al gusto.
    8. Agrega el caldo caliente, poco a poco, removiendo vigorosamente. Recuerda que siempre debes esperar a que el arroz absorba el caldo, antes de añadir más líquido. Debes cocinar el arroz a fuego alto. Repite el procedimiento hasta lograr la consistencia deseada. El tiempo de cocción del risotto es de 15 a 18 minutos.
    9. Al mismo tiempo, calienta agua en una olla y cuando comience a hervir, sumerge los espárragos por 40 segundos. Retira del agua caliente, y reserva en un cazo con agua y hielo.
    10. Corta los espárragos en trocitos pequeños e incorpora al arroz. Reserva las puntas para decorar el risotto.
    11. Remueve con suavidad y añade el queso parmesano.
    12. Para potenciar los sabores, ralla piel de limón sobre los granos antes de servir el plato. Decora con más queso parmesano y las puntas de los espárragos. Sirve caliente y disfruta.